No me digas que la muerte te ronda los pasos
Y destruyes las verdades con el silencio

No me inquietes con mentiras ansiosas
No me cuentes historias ya olvidadas
Solapadas detrás de los espejos

No me nombres las calles recorridas
No me ilusiones con las esperanzas fracasadas
Déjame en la quietud de las sombras
En medio de los sueños q nacen de madrugada

No me digas que la noche es oscura en luna llena
Y que el dolor se hace parto al llegar el día

No me pintes los lienzos de colores ya vistos
Ni me hables con versos teñidos de recuerdo
Nacidos de las tumbas de amores de cementerio

No me digas que la muerte te pillo detrás de la esquina
Y que me destruiste en el silencio

No me inquietes con las mentiras
Que ya olvidé mirándome al espejo

No me nombres las calles juntas recorridas
Se me fue la ilusión con la esperanza fracasada
Déjame en la quietud de las sombras
En mis sueños de madrugada sin tu nombre

No me digas que la noche es oscura en luna llena
Mi dolor ya fue parto cuando llegó el día

No me digas que la muerte te pillo detrás de la esquina
Por que yo ya te maté con el silencio.

1 comentario:

jfrancisco.lastra dijo...

Que hermoso camino este, camino que que nos invita a estar mas cerca de tí... Te mando un enorme abrazo desde la ciudad de la sombra, un enorme abrazo bañado de encuentro y re-encuentro... Nos vemos pronto... que aún nos debemos una copa de de buen tinto. Disculpame las faltas de Orto-grafría, tu sabes que mis sentimientos se anticipan a toda expresión escrita.

Juan Francisco Lastra